Intolerancia a la lactosa

0
1097
intolerancia a la lactosa

¿Cómo se puede vivir bien si cuando comes tu barriga parece un volcán a punto de explotar?

La ansiedad se apodera de ti, no sabes cómo hacer para calmar la incomodidad que sientes, te llevas las manos a la barriga, mientras tu rostro cambia de color y ya sea que estés en un congreso, en una reunión de trabajo o con tu nueva conquista, no puedes concentrarte en nada, tu mente solo está ocupada en la incomodidad que sientes. Si hay una cosa desagradable en este mundo es tener malestar estomacal. Dime que no te ha pasado alguna vez.

¿En qué consiste?

Esa incomodidad puede se provocada porque tu cuerpo no puede digerir algo que se conoce con el nombre de Lactosa. Es un componente de la leche; pero que también está presente en alimentos lácteos, es una especie de azúcar disacárido que tiene galactosa y glucosa. Ser intolerante significa que no puedes digerir bien la lactosa. Aunque no por eso puedes decir que eres alérgico a la leche, tu cuerpo reacciona negativamente ante un elemento que la conforma, por eso después de consumirla o consumir algunos de los alimentos que la tienen presentas una serie de síntomas que suelen ser muy desagradables.

Cuando comes, ¿por qué lo haces? Es obvio que porque tienes hambre ¿verdad? Y eso significa que tu cuerpo necesita combustible para poder funcionar adecuadamente ¿Qué haces? Comes y transformas esos alimentos, a través de un proceso de digestión que permite al cuerpo obtener los requerimientos necesarios para usarlos como combustible para poder accionar. En el caso de los productos lácteos pasa lo mismo, el cuerpo debe digerirlo y para ello en tu intestino delgado se produce una sustancia llamada lactasa, que no es más que una enzima que divide la lactosa en glucosa y galactosa, que son azúcares más sencillos para que de esa forma el cuerpo pueda asimilarlos y transformarlos en la energía necesaria para activar a todo tu cuerpo.

Cuando no la toleras, es porque tu intestino delgado no produce la suficiente cantidad de lactasa y la digestión se hace un proceso traumático con manifestaciones muy desagradables dentro y fuera de tu cuerpo, que se presentan con retortijones en la barriga, una sensación de llenura, gases, calambres y hasta diarrea.

medico leche

En todo el mundo y gracias a la industrialización se producen millones de toneladas de ella como parte del procesamiento de los productos lácteos. Esos productos se distribuyen por todo el mundo y estás muy expuesto a ellos.

La intolerancia puede afectar tu vida de manera importante

El amor de tu vida puede no entender que no tenías un Alien en tu estómago el día que fueron a cenar en casa de sus padres, aquella noche cuando fuiste a pedir su mano. Nadie podía entender tu cara, que no parecía la de un hombre que quería hablar con sus esperados futuros suegros para decirles que quería casarse con su hija, y que sin mediar palabra, salió intempestivamente de la mesa. ¿Quién podría entender algo así?

lactosaImagina lo que significa comer delicioso y después empezar a sentirse tan mal que no quieres otra cosa que estar solo, que tu molestia no se calmará hasta que la tormenta con epicentro en tu barriga quede despejada de una vorágine que busca espacio para salir. No creo que alguien quiera vivir así, ¿qué piensas tú?

Afortunadamente las cosas pueden mejorar, si sabes que te hace daño, te puede ir mejor si aprendes a conocer mejor a tu cuerpo y saber a qué cosas reacciona de forma particular, entonces todo comenzará a cambiar para bien.

Cómo saber que si eres intolerante. Síntomas.

Hay síntomas que podrán ayudarte a tener una impresión diagnóstica, que aunque no profesional, porque no viene de un médic. Saber qué reacciones que tiene tu cuerpo cuando consumes cierto tipo de alimentos o medicamentos puede ayudarte, por lo menos a dejar de consumirlos para no pasar por situaciones tan desagradables como cuando lo haces.

Es importante que sepas, que ese trabajo casi detectivesco que hagas con tu propio cuerpo y sus reacciones a lo que consumes es importante cuando acudas al médico porque eso le permitirá ahorrar mucho tiempo en los exámenes que te indique y en llegar al diagnóstico científico.

Ir al médico es muy importante, porque hay enfermedades más graves que pueden estar causando los padecimientos. Hay enfermedades digestivas como la de Crohn,  que es una afección en la que el sistema inmunitario del cuerpo ataca erradamente y además destruye el tejido sano y mantiene hinchazón en el intestino o la enfermedad celíaca, que daña el intestino delgado e impide la absorción de los nutrientes de los alimentos.

Puede existir la posibilidad de tener infecciones o lesiones en el intestino delgado que también pueden reducir la cantidad de lactasa disponible para que se pueda procesar la lactosa en forma adecuada. Por eso la revisión médica es de suma importancia.

pizza

Los intolerantes presentan regularmente síntomas como: Náuseas, calambres y dolor abdominal, gas doloroso con ruidos hidroaéreos que pueden llegar a ser muy fuertes y quién está cerca de ti puede escucharlos, imaginen cómo controlar algo que es incontrolable, no puedes detener esos ruidos y suelen ser objeto de bromas que te pueden hacer sentir mucha vergüenza.

Otros síntomas son la hinchazón y la diarrea. Todos esos síntomas se comienzan a presentar luego de unos 20 0 30 minutos de haber consumido el alimento o medicamento. La tolerancia puede variar de un individuo a otro, algunos son muy  sensibles a la ingesta de lo que contenga lactosa, mientras que otros pueden consumir determinadas cantidades sin ver los efectos.

Comidas que la contienen

Si eres de los que mueres por el helado, puedo decirte que es hora que sepas que contienen altos niveles del causante de tus malestares estomacales. Y si te encanta la pizza, ese queso derretido tan delicioso, humeante, de aromas cautivadores y de exquisita presencia, prepárate a vivir momentos de apremio frente a tus amigos tras de comenzar a presentar las incomodidades propias del efecto causado por la lactosa que tiene esa deliciosa mozzarella en tu cuerpo.

Espero que no seas de los que para dormir necesita un vaso de leche, porque si duermes con pareja, ella lo pasará muy mal sufriendo contigo los efectos sonoros y  olores que tu cuerpo produce luego de consumirla. Una noche romántica podría terminar siendo la causa de la separación y lo peor de todo es que no sabrás cómo no volver a pasar por esa situación puesto que no sabes que es esta sustancia que tiene la leche que consumes antes de ir a la cama, porque así te acostumbraste desde la infancia.

Debes saber que el pan y algunos productos horneados también la tienen agregada. Así que es bueno que estés claro que no solo encontrarás lactosa en la leche y el queso. Los dulces y aperitivos, los cereales y aderezos para ensaladas también lo poseen.

A veces para esquivar los efectos tan incómodos de este subproducto lácteo las personas suelen sustituir el queso por el suero o las cuajadas; pero resulta que estos productos también la contienen, así como los sólidos secos de leche y la leche descremada en polvo muy común en países subdesarrollados o en lugares en los que debe llevarse en esta presentación por razones de perdurabilidad también está presente.

Pero no sólo en los alimentos está presente esta sustancia, puesto que también es usada en la preparación de medicamentos. Alrededor de un 20% de los medicamentos que son indicados por los médicos la tienen, igual que los anticonceptivos orales y como los medicamentos que se venden sin indicación médica, como los que se usan para los gases y la acidez.

Como puedes darte cuenta hay mucho espacio en el que tienes que hurgar para detectar o cuando menos sospechar que tienes intolerancia y tomar la decisión de ir al médico para que te haga los exámenes y te dé el diagnóstico definitivo y las indicaciones profesionales.

Esta intolerancia de la que te hablo es más común de lo que parece; pero a veces las personas por desconocimiento no tienen ni idea de que la padecen. Acusan simplemente a una comida que les cayó mal, uno suele escuchar cosas como: “no me sentía bien y eso ocasionó esa reacción que tuve“, otras referencias son: “comí demasiado“. Otras personas dicen “yo sufro de gases” y no se dan cuenta que los gases son producto de lo que comen.

Esta situación no era algo de lo que se hablara hace años, algunos creen incluso que es cuestión de moda. Pero no es así, es un mal que disminuye la calidad de vida de muchas personas en el mundo y que no saben que todo podría cambiar con una simple modificación en sus dietas.

Según algunos estudios afecta a algunas etnias más que a otras. De las más afectadas se cuentan en Estados Unidos a la raza hispana, que la padece en alrededor de un 50%. Los afroamericanos la padecen en un 75% junto a judíos y nativos americanos y en los asiáticos el porcentaje es bastante elevado llegando a un 90%. Es de hacer notar que los asiáticos no tienen en su dieta la leche al igual que muchos africanos ¿Tendrá eso alguna relación? Lo cierto es que es un padecimiento más común de lo que uno pudiera imaginar.

La industria de los alimentos ha avanzado mucho y la lactosa ha sido muy usada para procesarlos y eso incluye medicamentos. Hay cervezas que son endulzadas con ella y es llamada cerveza de ganado de leche. También se usa para producir etanol, es una importante fuente de energía. El bajo precio la hace muy atractiva en la industria farmacéutica, como he comentado.

¿Cómo se llega al diagnóstico? Test de intolerancia 

La revisión médica se guía por los síntomas y el alivio de estos una vez que se evitan en la dieta diaria, los productos que poseen lactosa. Generalmente el médico hará la evaluación durante unas dos semanas. Existen exámenes que miden cuál es la capacidad que tienen los intestinos para descomponer esta sustancia. Si los niveles de descomposición de esa azúcar no son aceptables, entonces el diagnóstico es positivo, es decir, la persona es intolerante.

consulta medico

Dos de las pruebas más usadas son:

Prueba de sangre

Esta prueba busca la presencia de glucosa en la sangre. El cuerpo produce glucosa cuando la lactosa se descompone.

Se toman varias muestras de sangre por medio de la vena y se hará antes y después de que el paciente beba un líquido que tiene lactosa.

Prueba de hidrógeno en el aliento

Se le pide al paciente exhalar por un dispositivo.

Después, debe beber un líquido que contiene lactosa y se repite el procedimiento.

Estas muestras se toman antes y después de la bebida y se verifica el nivel de hidrógeno. Este es el procedimiento más usado. En él se mide la cantidad de hidrógeno en el aire que el paciente exhala.

prueba hidrogenoEn el aire que expulsamos hay poco hidrógeno y si el paciente tiene problemas para descomponer y absorber la lactosa, habrá un aumento en el nivel de hidrógeno en el aire exhalado.

En los bebés se suele realizar un examen de heces y se le da de beber lactosa, el aumento en la acidez de las heces es un indicador de intolerancia.

Tratamiento

Una vez diagnosticado, aplicar el tratamiento es cosa sencilla. O por lo menos es lo que parece, porque cambiar los hábitos en la comida, que es uno de los grandes placeres de la vida, no suele ser cosa tan fácil de hacer; pero con un poco de esfuerzo y tiempo, se puede gradualmente ir ajustándose a la nueva realidad. Y por qué no, permitirse algunos excesos de vez en cuando.

Los niveles de tolerancia son distintos y cada persona debe ir conociendo cuales son los suyos, una vez que los descubra solo es cuestión de qué combinaciones puede permitirse y en qué cantidades comer cierto tipo de alimentos.

Las personas que son intolerantes no necesariamente tienen que consumir leche y productos lácteos para obtener el calcio que necesitan para mantener una nutrición adecuada. Eso es algo que se puede obtener a través de otras vías.

Dejar respuesta