Queso sin Lactosa: Siempre Tentador

0
1075
disfrutar en la cocina

Solo o acompañado, disfrutarlo es una de las mejores experiencias de la vida.

Pese a lo que muchos puedan decir de sus efectos adversos sobre la salud, su toque salado, amargo, su fuerte aroma le da a cada comida un sabor especial. Los hay en múltiples presentaciones, de los más variados sabores, diseños, marcas, origen, es simplemente delicioso solo o acompañado. Naturalmente les hablo del queso.

Ya sea en la hora del desayuno, el almuerzo o en la cena, e incluso hasta en el postre su presencia se hace casi obligada. Como saben el queso posee lactosa puesto que es un derivado de la leche animal y si se es intolerante a la lactosa, entonces es necesario evitar comerlo, so pena de ser objeto de los desagradables malestares que eso traerá consigo.

variedad de quesosPero no es una tragedia, podrá seguir consumiendo queso, aunque no sean los mismos que comía antes de convertirse en intolerante al mencionado componente de la leche y sus derivados. A nivel de quesos industriales existen una variedad que son producidos con un porcentaje menor al 1% de lactosa en su composición, es decir, a menos que sea un intolerante extremadamente sensible a ella, podrá consumir aquellos que indican son sin lactosa.

Algunos estudios indican que al mayor grado de grasa, menor es el nivel de lactosa en el queso. Los quesos curados pueden llegar a eliminar casi en un 100% la lactosa que poseían antes del proceso de curación.

El suero lácteo de esos quesos se evapora con la curación mientras que su concentración de grasas se acumula.

Cuando ese proceso de maduración se hace de manera artesanal, el nivel de lactosa se reduce mucho más, por lo tanto lo recomendable es comer esos tipos de queso, si posee intolerancia a la lactosa.

Hay presentaciones del queso suizo sin lactosa, así que puedes seguir dándote esos gustos, aunque como los otros quesos de ese tipo, como he comentado, poseen más grasa, razón por la que se debe comer con moderación para evitar sufrir problemas de colesterol malo en el organismo.

quesosCuando el queso es duro, firme al tacto, ha logrado en su proceso deshacerse de agua, en consecuencia pierden como he dicho, lactosa en el proceso. Su sabor se hace más recio, fuerte, de aroma más profundo y de sabor un tanto más agrio, eso si se les compara con quesos blandos. Entre los más comunes que puede conseguir fácilmente están el famoso parmesano o el asiago; otros como el cheddar, gouda y jack suelen ser más bajo en lactosa por las razones ya mencionadas.

También están a su disposición los llamados quesos no lácteos o veganos. Estos son producidos sin base de leche animal, la leche usada es producto de la soja y a diferencia de los otros que  se hacen a partir de nueces y semillas, los quesos no lácteos vienen en variedad de variedades para imitar el queso más conocido producto de la leche animal.

Se puede apreciar en estos que la textura, el sabor y su apariencia son de diferente color, con frecuencia más secos y su sabor no suele ser tan rico como el animal.

Hay algunos que son cultivados a base de yogur, como el labneh por ejemplo.  Termina siendo un queso de textura muy suave y son frecuentemente utilizados en una de las dietas más sanas conocidas en el mundo como lo es la dieta mediterránea. Este tipo contiene lactosa; pero puede ser tolerado por quienes son de intolerancia moderada a la lactosa.